Macri, con o sin bigote, sigue siendo el mismo

En estos días se habla mucho de la alicaída figura de la derecha, y es que Mauricio va derecho al juicio oral por “la travesura” (en palabras de Mariano Grondona) de las escuchas ilegales (espionaje).

Pero este, ¿es el único cuestionamiento que hacemos a la gestión del PRO? Esta “travesura” es claramente un delito, otra cara de su política de control de la población.

¿Qué pretenden los funcionarios del PRO al enrejar y poner cámaras en las plazas y los espacios públicos?  La finalidad de estas políticas es controlar los encuentros sociales creativos y expresiones libres. Así los vecinos no podemos charlar qué ciudad queremos y nuestros hijos no pueden jugar, sin ser observados.

Mauricio Macri, embanderado en la defensa de lo privado, no hace más que entrometerse en la intimidad de las personas, transformando a la ciudad en su observatorio, o lo que es más grave, en una prisión regenteada por él. Este es el modelo de país que propone.

Es curiosa la forma de priorizar la asignación de partidas presupuestarias del macrismo, donde las necesidades de los vecinos en lo referido a salud, educación y vivienda se ponen en segundo plano o se ignoran.

A nivel salud y educación, no se efectúan nombramientos, no se proveen insumos y no se realizan obras de infraestructura en escuelas y hospitales. La inauguración de la guardia del Hospital Pirovano fue producto de la movilización de los vecinos.

Para la gente en situación de calle la realidad es aún más drástica. No es casual que falte un plan de viviendas en la ciudad, su gestión propone golpear y reprimir a mujeres embarazadas e indigentes, expulsando el problema fuera, en lugar de darle solución (recordemos el accionar de la UCEP).

Agravando este déficit, nuestros recursos son utilizados para la construcción de comisarías, cárceles y el financiamiento de una policía metropolitana, cuyas funciones reales se desconocen y su costo es altísimo. Parte de su plan de gestión consiste en usar espacios públicos de recreación para instalar cárceles.

Vayan algunos ejemplos: El intento de instalar una cárcel de la metropolitana en el Parque Sarmiento, que fue impedido por la movilización de los vecinos y  organizaciones que nos acompañaron. Tras ese fracaso, intenta construirla en una placita del barrio de Saavedra, pero también allí los vecinos se movilizan para no permitir la usurpación de ese espacio. Vaya paradoja que la plata necesaria para la construcción de la misma es la que “falta” para terminar el Polo Educativo de Saavedra.

Todo esto nos hace pensar cómo las políticas del PRO intentan llevar adelante un modelo que profundiza las desigualdades sociales y la exclusión, por lo que necesitan destinar gran parte del presupuesto público para financiar máquinas de excluir, reprimir y controlar.

La mayoría de los legisladores que salen en la televisión pidiendo el juicio político a Macri, sólo buscan un cambio de manos en el poder, pero no un cambio de proyecto. Somos los vecinos que padecemos estas medidas.

NO A LAS REJAS EN LAS PLAZAS, NO A LAS CÁRCELES DE LA METROPOLITANA , NO AL control de la ciudadanía

SI A LA SALUD , SI A LA EDUCACIÓN , SI A LA PARTICIPACIÓN Y MOVILIZACIÓN DE LOS VECINOS EN LAS DECISIONES SOBRE NUESTRA CIUDAD.

Desde la Asamblea de vecinos autoconvocados de Villa Urquiza, llamamos a seguir atentos y movilizados. ¡Podemos frenar al PRO!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: