Juntos frenemos el cierre del C.C. General San Martín y el desalojo de la Sala Alberdi

Pese a lo que se diga, hoy por hoy, vemos todavia en nuestra ciudad gran número de políticas  que hundieron a nuestro país en la década de los ’90. Y los espacios públicos han sido un blanco ineludible para estas medidas del gobierno de la ciudad. En este sentido, el cierre arbitrario de los centros culturales, las pésimas condiciones edilicias de los colegios y los hospitales, o el ahogo presupuestario en todas las ramas de los servicios públicos, no son otra cosa que la materialización de estás políticas de privatización.

La represión a los docentes porteños, por ejemplo, ha sido el reflejo más visible del vaciamiento que viene padeciendo la ciudad en materia de educación. El intento de cierre del Hospital Borda, así como la reducción del presupuesto de todo el sistema de salud, dice otro tanto de estas viejas “nuevas” políticas que encabeza el PRO. Como es de esperar, la cultura no queda excenta de este proceso. En el Colón ya vimos como la refacción del edificio vino junto a una fuerte avanzada privatista: ¡hasta una tienda de recuerdos tiene el que en otros tiempos fuera uno de los teatros más prestigiosos del mundo!  Y con este mismo horizonte, ya empezaron las remodelaciones en el Centro Cultural Gral. San Martin (CCGSM).

Estos hechos ponen sobre la mesa los intereses del actual gobierno de la ciudad. Negando el acceso a una educación publica, gratuita y de calidad, a un sistema de salud inclusivo, y a la posibilidad de expresiones artisticas libres del gran negocio en el que se ha metido al arte; el gobierno de Macri pone ante todo los intereses de las grandes empresas, haciendo inversión solo en aquello que le es beneficioso económicamente.

Con la toma de la Sala Alberdi, situada en el 6to piso del Centro Cultural General San Martin  (Sarmiento 1551), hace casi un año y medio que venimos resistiendo el cierre de un teatro público. Funcionamos de manera horizontal, con comisiones de trabajo y decidiendo a partir del debate en conjunto en Asamblea. Trabajando a partir de la autogestión, garantizamos talleres gratuitos y a la gorra (de cine, teatro, literatura, diseño, música y danza, entre otros), junto con una programación abierta a todo el mundo, tanto artistas como espectadores, impulsando un espacio de expresión cultural libre e independiente.

Sin embargo, con el tiempo entendimos que no se trata solo de la Sala, sino que este interés económico del gobierno está puesto sobre todo el Centro Cultural. Podemos verlo en el cierre progresivo de talleres, en la sustitución de la programación cultural por eventos de promoción gubernamental (como la noche de las librerías), y en el alquiler de las salas a empresas para la realización de sus eventos privados.

Hoy, del edificio que supo ser el ícono contra la cultura hegemónica en Latinoamérica en los ’70, escuela y escenario de grandes artistas internacionales, que albergó miles de espectadores todos los días, sólo queda un espacio vacío, abandonado y destruído. El “cierre por remodelaciones” no es otra cosa que la fachada perfecta para encubrir este proceso de privatización.

 Y el inicio de las obras de remodelación en los pisos superiores, justifica el cese de actividades y traslado de las mismas a otras dependencias, como el Centro Cultural Recoleta y el Teatro 25 de Mayo. Inclusive, es justamente por eso que los trabajadores del CCGSM se encuentran organizados en asamblea permanente, en contra del vaciamiento y traslado compulsivo de los mismos.

Actualmente la programación de la Sala Alberdi es la única que genera constantes actividades y producción artistica dentro del edificio. Con más de 20.000 espectadores, 1.500 artistas, 300 espectáculos, 300 estudiantes y 25 docentes que a lo largo de nueve meses pasaron por la Sala, no es casual que se amenace con desalojarnos. ¿Por qué? Porque somos una gran resistencia al cierre definitivo del Centro Cultural y a las políticas neoliberales del gobierno de la ciudad.

Es por todo esto que abiertamente los convocamos a todos a participar:

  • de los talleres y funciones  a la gorra que realizamos en la Sala Alberdi;
  • de las intervenciones y  actividades artísticas que hacemos en la vía pública; y
  • de la defensa del gran ícono cultural que son el Centro Cultural San Martín y la Sala Alberdi

La Toma y Autogestión de la Sala Alberdi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: